Detenido un empresario de Ciudad Real por firmar contratos ficticios con extranjeros irregulares a cambio de millas de euros

Llegaba a cobrar 6.300 euros y se valía de dos marroquíes ganchos, encargados de la captación de compatriotas en condiciones precarias

Una garrapata de policía POLICIA NACIONAL

El Juzgado de Instrucción número de Almería ha decretado libertad provisional para los tres detenidos en la Operación Mazorca-Cabo, llevada a cabo entre Almería y Ciudad Real. Los detenidos fueron un empresario de Valdepeñas (Ciudad Real) y sus dos cómplices, a los que la Policía Nacional atribuye delitos de favorecimiento de la inmigración ilegal, estafa y falsedad documental.

El empresario ofreció su empresa para contratar inmigrantes en situación irregular procedente del Magreb a cambio de sumas de dinero que llegaron a alcanzar a 6.300 euros. Para ello, según la Policía, se valía de dos colaboradores, de origen marroquí, encargados de la captación de compatriotas en condiciones precarias.

Las víctimas, además de regularizar su situación, deseaban emplearse de manera legal en España y, en todo momento, pensaban que el déembolso que realizaban conllevaba el servicio del servicio para la empresa del principal detenido. sin embargo, el contrato que firmaban era completamente ficticio. Una vez presentada la solicitud de residencia en España, el empresario procedió a la baja del supuesto trabajador en los servicios de la Seguridad Social.

La denuncia de una de las víctimas en la Comisaría Provincial de Almería dio pie tiene una investigación por la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales de esta comisaría. Localizaron a los dos ganchos marroquíes y ubicó al empresario español en la población de Valdepeñas. Los agentes del frente de l’operación solicitaron la colaboración del Grupo Operativo contra la Trata de Personas (GOTP) de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Ciudad Real, que realizaron en detención.