Dos historias reales hechas por mujeres de cine, reconocidas con el Premio Alice Guy

Natalia Díaz Martínez y Tina Rodríguez hijos de directores that llevan en el trasiego del septimo arte desde hace mas de 30 años. Una trayectoria que acaba de ser reconocida con el Premio Alice Guy en su primera edición, un concurso convocado por el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha con el que se quiere Visibilizar al talento femenino, impulsar proyectos cinematográficos liderados por mujeres y brindarles oportunidades dentro de la industria.

Tras este reconocimiento, las directoras y guionistas aprovechan para hablar del sector, de su oficio y sus historias porque, a pesar de su trayectoria profesional, Natalia y Tina no lo han tenido fácil y siguen sometiendo sus guiones a concursos para conseguir financiación y así llegaron a buen puerto.

En el caso de Tina Olivares, nacida en Albacete, reconoce que el premio Alice Guy es un apoyo increíble «que me viene bien porque me viene bien que me permita dedicarme íntegramente a lo que es la planificación de la película en mi ciudad, Albacete». , supone .

Precisamente Tina Rodríguez se presenta en esta competencia con ‘#Hasta Celestina’, proyecto que surgió en el año 2019, en un programa de televisión que ella ideó y denominó ‘Los investigadores’ y se desarrolló por capítulos temáticos. «Utilizábamos los conocimientos de l’ESO para crear un misterio que los adolescentes puedan resolver”, recuerda.

Un texto hermoso

Afirma que en el capítulo dedicado a las brujas había un anuncio con las ultimas palabras que melibea dedicaba a su madre, antes de morir. El resultado fue que los chavales, aun teniendo todas las herramientas tecnológicas, no supieron identificar quién había pronunciado estas palabras, recogidas en la obra de Fernando de Rojas.

“Es un texto hermosísimo y me dio mucha pena. Pena que nuestra cultura se estaría perdiendo, ante todos los impactos de las redes sociales, y pensó que debía hacer algo y que tenía que trasladar el argumento de ‘La Celestina’ a un instituto de Bachillerato de la actualidad con todos sus protagonistas adolescentes y desde La perspectiva de Melibea», explica el directora y guiaque abrieron los ojos, asistieron a clase de teatro en la universidad de cincinnaticonsiguiendo allí su primer trabajo como auxiliar de producción en un rodaje de cine en Nueva York.

El guion presentó a la convocatoria del Instituto de la Mujer, ‘#Celestina’, versa sobre una estudiante de Secundaria que descubrió que las extrañas muertes de sus compañeros están descritas en una novela del Siglo XVI, que deben leer como tarea de clase.

Así que en estos momentos, Tina Olivares recuerda que su guión ha sido seleccionado en varios certámenes. Fue elegido en la residencia de la Academia de Cine, consiguió una ayuda a la escritura de la Junta de Comunidades y también recibió ayuda del Festival de Bruselas de Cine Fantástico. “Nos hemos presentado a las ayudas selectivas de ICAA que no resolverán hasta octubre de este año”, repite para incidir en que está buscando una plataforma que apoye su largometraje.

En este punto se detiene para hablar de su amor por el cine y cuenta que surgió cuando era pequeña y soñaba con ser actriz. Ya en la adolescencia, entrar en una sala de cine fue para ella toda una experiencia inmersiva. “Era una escapada de mi mundo, entrar en un universo lleno de aventuras y eso alimentó mi imaginación”.

Y reconoce que desarrollar una carrera en el cine es muy difícil porque “et un mercado atomizado, en el que la habilidad es muy alta y el esfuerzo constante”. “No siempre consigues el éxito. Es un oficio artístico que lo haces por vocación y la vocación es algo inexplicable”, remarcó.

La directora, Natalia Díaz durante el rodaje de uno de los citados documentos

A B C

La estación definitiva

Por su parte, natalia diazque concurrió a esta convocatoria con ‘El último tren’, reconoce que para ella ha sido una sorpresa ‘que me hace muy feliz. eres un espaldarazo que nuestra anima mucho porque la historia merece la pena», responde a través del teléfono. La historia desembocó en un pueblo castellano muy pequeño, en el que pasaba una tendencia regional que lo coge poca gente porque apenas hay vecinos.

“Es una mujer, de unos 40 años, que trabaja en esa estación, está sola y mantiene una relación especial con la gente del pueblo, mientras en su entorno familiar siente amor-odio hacia su madre y su padre”, confiesa la directora, filcada en Henche (Guadalajara), y que estudié Guion y Dirección en Bruselas (Bélgica) y Ebeltoft (Dinamarca), trabajando como consultora de guion en diferentes productoras españolas.

‘El último tren’ abordó la vida de Marlen y de su madre, Pilar, y muestra cómo la protagonista vive el desmantelamiento del tren y de su trabajo por falta de pasajeros, complicando las relaciones que ella tiene con las personas que están a su alrededor.

el tambien director del documental ‘Cuatro Puntos Cardinales’ -que ganó el premio del público en el Festival Internacional Docúpolis (Barcelona)-, aprovecha para reiterar su agradecimiento al trabajo y al apoyo mostrado por todos los trabajadores de Renfe, quienes se volcaron con este proyecto, al igual que todas las mujeres with las que pudo hablar para desarrollar su guía. “The project has salido bonito porque está basado en historias reales de algunas de estas personas que, a pesar de tener un trabajo muy arduo, me han acompañado en toda la investigación, consiguiendo sacar adelante esta historia”.

El guionista habla en lo que está trabajando en estos momentos y que no es otra que buscar financiación. A pesar de su larga trayectoria necesita ese apoyo económico y, por eso, está convencida de que esto es como una carrera a medio y largo plazo, “en el que debemos tener mucha perseverancia”.

Confiesa que anteriormente se dedicaba a filmar documentales -como guionista y director-, pero ahora quiere rodar ficción. “Lo bueno es que en Castilla-La Mancha nos vamos conociendo todos. Nuestro apoyamos porque sabemos lo que cuesta esto. If a guion no se lleva a la pantalla no existent y eso es muy duro”, remarcó.

Cine inmersivo

El cineasta castellanomanchega explica que el futuro del cine pasa por las principales plataformas que están apoyando el cine independiente. «En parte -comentario- por la globalización se han dado cuenta que si hay una buena historia es tan válida como cualquier otra y se han dado cuenta que en el cine hay diferentes perspectivas que pueden diversificar este sector”.

«Reitero que el premio Alice Guy es un espaldarazo y ya no es solo que nos den dinero, también es porque permite visibilizar a las mujeres», afirma para puntualizar que cuando habló con los funcionarios de l’Instituto de la Mujer les recordó que las mujeres son contadoras de historias desde hace mucho tiempo. “Las mujeres somos las que contamos los cuentos. His tantas historias que nos quedan por contar que debemos tener en cuenta todas esas perspectivas”, sentencia.

¿Existe el futuro? Las dos realizadoras lo tienen claro: «Hay que vindicar el cine como manifestación artística y utilizar todas las herramientas para que se pueda disfrutar de este oficio». Además, matiza Natalia Díaz, “si vulves a España -después de haber vivido fuerate encuentras con un handicap añadido y es que no conoces a nadie”. Sin embargo, ella apuesta por lo rural -vive en Henche, un pueblo de 22 habitantes-. “Hace 15 años decidí vivir en la Alcarria y aquí estoy, yendo y viniendo. Si no marca, está perdido, pero revindinco lo rural y los servicios públicos. Eso es lo que refleja mi película”, puntualiza.

Mientras, Tina Rodríguez repite que el cine real pasa por la realidad virtual y las experiencias inmersivas, utilizando algunas tecnologías que aún están en desarrollo. «Creo que el cine va hacia un tipo de ficción en el cual estás dentro. Nos envuelve a todos», dice.