Los conductores del Magdalena registran la crisis financiera

Esperamos que estos proyectos inicien su etapa de construcción con la intervención de 532 km de vías, en un corredor que permitirá la conexión de las principales ciudades del interior del país con los puertos del Caribe, atravesando buena parte del Geografía colombiana. Los proyectos reducirían el tiempo de viaje en aproximadamente 2 horas con una velocidad rápida de 100 km/hora y durante la construcción esperan generar 100.000 empleos directos, indirectos e inducidos. La construcción de esta infraestructura supone un impulso a la competitividad del país.

El Banco de Crédito del Perú (BCP) y Credicorp Capital actúan como aseguradores de los accionistas, con la participación de determinadas entidades financieras que, junto con los socios, estructuran la línea. El grupo de bancos lo conforman: Bancolombia, IFC, BID Invest, CAF -banco de desarrollo de América Latina y el Caribe-, JP Morgan, SMBC, MUFG y FDN.

El círculo de este financiamiento demuestra el apoyo de la banca local e internacional a la infraestructura nacional y la confianza en la gestión de KMA Construcciones y Grupo Ortiz en el desarrollo de grandes proyectos en Colombia. También es importante que este sea el primer proyecto en el que participan simultáneamente los financistas IFC, BID Invest y CAF.

Carretera Magdalena Medio: El proyecto, con una inversión de COP 4,4 mil millones durante la etapa de construcción, se extiende desde Puerto Salgar hasta Barrancabermeja pasando por los departamentos de Cundinamarca, Boyacá y Santander. Tendrá una longitud total de 260 km, 147 km de las cuñas corresponden a la construcción de una segunda calzada, 148 km del mejoramiento de la calzada existente y 5 km de rehabilitación. El proyecto contempla la construcción de 8 nuevas variantes, 8 cruces a desnivel, 6 retornos adicionales, 20 nuevos puentes vehiculares y 17 nuevos puentes de pasajeros.

Carretera Río Grande: El proyecto, con una inversión de COP 4.000 millones durante su etapa de construcción, tendrá una longitud de 272 kilómetros entre Barrancabermeja y Curumaní, atravesando los departamentos de Santander y Cesar. Las obras corresponden a 129 km de construcción de segunda calle, 116 km de remodelación y renovación, 40 puentes peatonales y 43 puentes vehiculares.