Sánchez indigna a PP y BNG por discriminar el gallego frente al catalán en Europa

A propósito de una misma cuestión, pero por diferentes razones, el PSOE ha conseguido indignar tanto al BNG como al PP de Galicia. El Gobierno de Pedro Sánchez priorizará conseguir la oficialidad del catalán en el Parlamento Europeo antes que la del gallego y del euskera. Y los nacionalistas advierten a los socialistas que no aceptarán «ninguna rebaja» del gallego en la Unión Europea. Los populares gallegos, por su parte, creen que la preferencia por el catalán del PSOE confirma que Sánchez «da más importancia a una lengua que a otra en función de los votos» que necesite para ser investido presidente.

La cuestión lingüística, en cuanto al uso del gallego, catalán y euskera en el Congreso de los Diputados, pero también en relación a la posible oficialidad en el Parlamento Europeo, ha marcado la jornada política de este martes en la Comunidad gallega. Preguntado por esta última cuestión en una comparecencia de prensa, el diputado nacionalista Luis Bará advirtió, según recogió Europa Press, que el BNG será «beligerante» para defender el uso del gallego en el Parlamento Europeo y que no permitirá «ninguna rebaja en cuanto a su estatus.

Bará se pronunció así después de saberse que el Gobierno central, a través del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, haya priorizado conseguir la oficialidad en Europa del catalán, y, solo más tarde, intentar la del gallego y del euskera.

La discriminación socialista del gallego frente al catalán tampoco ha sentado bien en las filas populares. El portavoz del PPdeG en la Cámara autonómica, Alberto Pazos, considera que esto es una muestra más de que el PSOE utiliza las lenguas no solo como «herramienta de confrontación» sino también como «moneda de cambio para objetivos partidistas», en alusión al hipotético apoyo del partido del expresidente de la Generalitat fugado, Carles Puigdemont, a la investidura de Pedro Sánchez.

«Primero el catalán, y luego ya si nos da tiempo el gallego y el euskera, lamentable», ironizó el portavoz popular en una atención a los medios. «Yo no sé si esto habla muy bien del respeto del Gobierno de España a la lengua gallega. Yo no sé si esto se corresponde con un reconocimiento de la pluralidad lingüística o si al final aquí se le da mayor importancia a una lengua que a otra en función de los votos«, añadió Pazos. Frente a ello, el portavoz parlamentario del PPdeG insistió en que los populares van a defender siempre el gallego «en cualquier circunstancia», porque «es una lengua universal», pero no permitirán que el Gobierno lo utilice como «herramienta de confrontación».

En parecidos términos se pronunció el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda. En una atención a la prensa desde Lugo, Rueda destacó el valor del gallego pero añadió que no puede ser es que el PSOE use las lenguas como monedas de cambio para lograr el apoyo de Puigdemont.